La administración concursal restituye el contrato con Securitas para la sede de Chapela

La empresa Securitas ha vuelto a contratar a cinco vigilantes para que se hagan cargo de la seguridad en las instalaciones de Pescanova en Chapela, constataron a FARO fuentes sindicales. Fue la administración concursal, Deloitte, quien decidió restituir este servicio para evitar cualquier problema de seguridad en el recinto. Fue ayer cuando se reanudó el trabajo de Securitas en la pesquera, tarea que habían abandonado a mediados de abril.

La empresa, que entonces reconoció a este diario acumular “impagos” de Pescanova, eludió pronunciarse ayer. Los trabajadores que prestaban el servicio de vigilancia en las viviendas particulares de Manuel Fernández de Sousa y su familia no se han vuelto a contratar. El presidente tenía seguridad privada en su vivienda de Vigo, en la de su madre o en el Pazo do Pegullal.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*