Los empleados de Prosegur se unen para ayudar a la hija de un compañero afectada por un daño cerebral

Con el objeto de financiar el tratamiento de Anaís Cabezas, se han recaudado más de 60 toneladas de tapones de plástico que equivalen a 12.000 euros.Los profesionales de Prosegur han unido esfuerzos para ayudar a mejorar la calidad de vida de la hija de un compañero, Anaís Cabezas, afectada de Hipertrofia adenoidea. A esta iniciativa, que surgió el pasado mes de julio por parte de toda la plantilla de Prosegur, se ha sumando la Fundación SEUR, en el marco de la campaña, “Tapones para una vida”, y entre todos se han conseguido recoger 60 toneladas de tapones. La recicladora ha hecho entrega hoy de un cheque a la familia por valor de 12.000 euros que irán destinados a financiar su operación y tratamiento.

 La iniciativa “Tapones para una nueva vida” de Fundación SEUR, se centra en recoger tapones de plástico con el fin de sufragar los gastos médicos de niños con enfermedades graves o para facilitar el acceso a complementos ortopédicos a aquellos otros que no tienen recursos. Ya se ha conseguido ayudar a más de 25 menores, para los que se han recogido más de 1.250 toneladas de tapones entregados a la recicladora, con la participación de más de 13 millones de personas.

 Los empleados de Prosegur continuarán con su ayuda solidaria a Anaís a través del reciclaje de móviles. La Compañía, como parte de su política de Responsabilidad Corporativa, desarrolla proyectos de acción social, canalizados a través de su Fundación en las áreas de Educación, Integración laboral y social de personas con discapacidad y voluntariado corporativo.

Puedes conocer más sobre la historia de Anaís en: www.esperanzahacialavida.es

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*