Seguridad Integral Canaria impone turnos de 24 en Tabares.

El comité de empresa del centro de menores de Valle de Tabares denunció ayer supuestas irregularidades por parte de la empresa encargada de la seguridad ante el Juzgado de Guardia de Santa Cruz, la Consejería de Bienestar Social del Gobierno canario y la Fundación Ideo, responsable de la gestión de estos recursos.

Un directivo de Seguridad Integral Canaria (SIC) afirmó que las denuncias no se ajustan a la realidad. Los representantes del personal aseguran que por parte de la empresa se obliga a los trabajadores “a realizar turnos de más de 8 horas, en contra de lo que recoge el contrato” suscrito entre la adjudicataria y el Ejecutivo. Según el texto, esta situación deriva en que “las condiciones físicas y mentales de los compañeros se vean mermadas seriamente como consecuencia de obligarnos a realizar (…) turnos de 16, 20 y 24 horas ininterrumpidas, llegando incluso a sufrir algunos compañeros crisis de ansiedad” en plena jornada laboral.

El comité afirma que la empresa no posee trabajadores suficientes para efectuar correctamente los relevos. En Valle Tabares trabajan en torno a 60 vigilantes y serían necesarios diez más. Algunos de los vigilantes no poseen los dos años de experiencia ni la formación requeridas en contrato para prestar el servicio adecuadamente, “lo que pone en peligro” a veces “al resto de compañeros en las intervenciones que llevamos a cabo”, según la denuncia.

Para el comité, Seguridad Integral Canaria no cumple con las obligaciones salariales recogidas en el convenio nacional de seguridad privada, “por lo que a más del 95 por ciento de los trabajadores se nos adeuda una media de 3.000 euros”. Otra crítica consiste en que la adjudicataria no ha dotado al personal del material ni el equipamiento obligatorio necesario que figura en el contrato.

Según el escrito entregado en la Dirección General del Menor, la empresa destina trabajadores a dirigir el servicio que no poseen las habilitaciones contempladas en la legislación de Seguridad Privada, por lo que el caso también se denunció ante el Grupo Operativo de Seguridad Privada del Cuerpo Nacional de Policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: