Seguriber tenía que evitar el acceso al Madrid Arena de "personas sin autorización"

¿Quién debía controlar el acceso al concierto del Madrid Arena la trágica noche de Halloween que acabó con cuatro jóvenes muertas? Es una de las preguntas claves de la investigación puesta en marcha para depurar responsabilidades, aunque todos los actores implicados no dudan en echar balones fuera y culpar a otro.

Sin embargo, uno de los múltiples informes que ha hecho públicos el Ayuntamiento de Madrid (no están todos los que prometió) revela que Seguriber, la empresa adjudicataria de la seguridad de muchos edificios municipales, tenía como función esa noche “evitar la circulación de todas las personas que carezcan de autorización para acceder a dicho evento”, con lo que se da por hecho que no se podía permitir la entrada al recinto a nadie que no tuviera o una acreditación o una entrada. Seguriber matiza que el Plan de Vigilancia que elaboró no le obligaba a controlar el acceso de los asistentes.Las versiones son muchas y la interpretación de los documentos también.
  • ¿Qué aforo hubo esa noche? Esta es una de las claves de la investigación. Diviertt, S.L., la empresa organizadora del concierto, informó en un principio en el documento que resume la organización del concierto que acudirían “7.000 personas aproximadamente”. En el concierto, el DJ principal dio las gracias a los 15.000 asistentes que había. En las primeras investigaciones, fuentes policiales explicaron a 20minutos.es que cifraban entre 19.600 y 23.000 personas las personas que esa noche llenaron el Madrid Arena. En el atestado que la Policía Nacional entregó al juez se señaló que el aforo estaba “sobradamente soprepasado”.

El organizador del evento, Miguel Ángel Flores, envió a petición del coordinador de producción de Madrid Espacios y Congresos, Francisco del Amo, un mensaje de texto antes de la comparecencia de prensa del vicealcalde que decía textualmente: “Metimos 9.650 personaspero el aforo máximo que nos dais es de 12.000”. Por último, un informe municipal del 11 de noviembre de 2012 estipulaba que el aforo máximo en las tres plantas del Madrid Arena es de10.620 personas.

  • ¿Qué dice el Plan de Vigilancia elaborado por Seguriber? Estipula las funciones de los38 vigilantes de seguridad que esa noche estarían en el Madrid Arena. Señala que todos trabajarían, sin arma, entre las once de la noche y las seis de la madrugada, y la ubicación de cada uno de ellos. Entre sus funciones: “evitar la circulación de todas las personas quecarecen de autorización para acceder a dicho evento” y “la prevención de actos vandálicos“; “aperturas y cierres de puertas de interior del pabellón con previa autorización de la organización del evento”; “control del público asistente mediante sistema de CCTV”; el “control de acceso de vehículos al aparcamiento“; “requisa para evitar botellón” y “evitar la entrada de bebidas alcohólicas y objetos punzantes“.
  • ¿Qué dice Seguriber? Un portavoz de esta empresa, cuya principal accionista es Mónica de Oriol e Icaza, que también es presidenta del Círculo de Empresarios, asegura a este diario que sus vigilantes solo debían controlar el acceso en las puertas de emergencia y de mercancías para que nadie las bloqueara, aunque en su Plan de Vigilancia consta que varios de sus operativos debían estar situados en las entradas principales para evitar la “circulación de personas sin autorización”. Según Seguriber, “las entradas las picaban la otra empresa” (se refiere a Kontrol 34), “nuestro propio número de vigilantes, 38, ya deja claro que entre nuestras funciones no estaba el control del acceso de asistentes”. Seguriber quiere matizar que está contratada para “gestionar exclusivamente la seguridad exterior”, que sus funciones eran “la requisa y vigilancia de las puertas de emergencia, así como evitar altercados y vandalismo en el exterior” y que “no fue contratada para el control de acceso y la seguridad en el interior del evento”.
  • Bengalas, petardos y alcohol. Según el Plan de Vigilancia, Seguriber debería haber detectado que varios jóvenes entraban a la fiesta con bengalas o petardos. También falta por determinar si el dispositivo que esta empresa puso en la fiesta (38 vigilantes) debería haber controlado que ningún menor entrara en el Madrid Arena y detectar que se ‘colaran’ bebidas alcohólicas.
  • ¿Cuánto cobra Seguriber por prestar sus servicios? Tanto el Ayuntamiento (el que paga) como la empresa adjudicataria no han querido dar de momento este dato. Es el Ayuntamiento de Madrid, a través de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos, quien adjudicó en concurso público hace tres años y medio a esta empresa gestionar no solo la seguridad del Madrid Arena, sino de todos los demás edificios públicos que posee Madrid Espacios y Congresos.
  • ¿Qué dice Kontrol 34? Es la empresa encargada del servicio de orden, según la documentación municipal. Contratada por Diviertt, S.L. El juez que lleva el caso ha imputado al organizador del evento, Miguel Ángel Flores, y a los representantes legales de las empresas Kontrol 34 y Seguriber. Kontrol 34 se ha desvinculado de la tragedia. Su abogado asegura que Diviertt decidió “unilateralmente” ponerse en contacto con ellos a fin de solicitarle “si podía facilitarle una relación de personas con el correspondiente Carnet de Controlador de Acceso para poderlos contratar directamente para cubrir dicho evento”. En concreto, se contrataron a 63 trabajadores, a pesar de que la documentación en poder del Ayuntamiento asegura “que el equipo de servicio de orden está a cargo de Kontrol 34 con 75 operativos”. Para acceder al carné de controlador es necesario ser mayor de edad, ser español, carecer de antecedentes penales y pasar un examen. A los controladores no se les exige pedir el DNI a todas las personas, ya que este extremo queda bajo su criterio. “Antes de que se accediera al recinto, estaba el control de entrada gestionado por Seguriber y por la Policía municipal, que tenían que controlar el botellón que se celebró dentro del recinto municipal”, ha señalado el letrado.
  • ¿Cuánto personal de seguridad había en el momento la tragedia? Un total de 119 efectivos para controlar el acceso y seguridad de al menos 19.600 asistentes, según los primeros cálculos policiales. El total es la suma de vigilantes de Seguriber (38), operativos de Kontrol 34 (63) y policías municipales (18) que había cuando se produjo la avalancha. El informe presentado por la alcaldesa no dice en ningún momento si se trata de un número suficiente o no de personas a pesar de que el evento estaba catalogado de “nivel 1-alta riesgo”.
  • Botellón en el aparcamiento. El portavoz de Seguriber quiso dejar claro a 20minutos.esque debe haber un error en el informe policial que asegura que el parking del Madrid Arenase habilitó como ‘botellodromo’ tras el pago de 10 euros por coche. Un informe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Madrid de la Policía Nacional, elaborado el 1 de noviembre, el mismo día de la tragedia, revela que había un supuesto responsable de seguridad de la empresa Seguriber, llamado señor Camaño. Según Seguriber, “no tenemos ningún empleado con ese nombre. Debe haber un error”.

http://www.20minutos.es/noticia/1649556/0/Madrid-Arena/Seguriber/acceso-entradas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: