USO en Madrid desautoriza a sus representantes en Serramar Melilla

La central sindical critica que justifiquen retrasos en el pago de salarios de los trabajadores. La Ejecutiva estatal de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera hadesautorizado a los representantes de USO en la empresa Serramar de Melilla después de que a través de El Faro justificaran los retrasos que están sufriendo los trabajadores en el pago de sus nóminas.

“En modo alguno podemos excusar desde USO retrasos en el pago de salarios debido a incumplimientos de la Administración”, explica en una carta dirigida a este periódico Juan Carlos López Reyes, secretario de Organización y Administración de Unión Sindical Obrera en Madrid.

Se refiere a las declaraciones hechas a El Faro el pasado 26 de abril por el representante sindical de USO en Melilla en las que explicaba que Serramar se había retrasado en el pago de los sueldos porque la empresa había renovado el contrato para continuar con la vigilancia del CETI y porque este proceso administrativo lleva sus plazos burocráticos de adjudicación y publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

También se refería a la información facilitada a este periódico por fuentes de la empresa que aseguraban que estaban tardando en pagar a los trabajadores porque varios ministerios debían a Serramar cerca de 400.000 euros.

Desde la central de USO en Madrid aclaran a sus representantes en Melilla que las empresas que se adjudican contratos públicos saben que, desde que empezó la crisis, la Administración está tardando en pagar a sus proveedores. “Lo que es inadmisible es que (las empresas) quieran hacer pagadores de su falta de fondo económico a los trabajadores, que a su vez están sujetos a pagos de créditos y/o hipotecas y el consiguiente interés por no hacer frente en la fecha consignada. De ese perjuicio no se hacen cargo estas empresas que pretenden hacer negocio a costa de sus trabajadores”, añadió el secertario de Organización de USO.

Con estas palabras López Reyes deja en mal lugar al representante local de USO en Serramar que, consultado por El Faro sobre el retraso en el cobro de sueldos de los vigilantes de Melilla, aseguró que “ninguno de los vigilantes de seguridad de Serramar en la ciudad ha denunciado ante la Inspección de Trabajo el retraso en el pago de las nóminas de marzo” . También dijo que los trabajadores que llevan doce años en la empresa saben que “es la primera vez que se produce una situación como ésta”.

Éste es el motivo por el que desde la Ejecutiva estatal de la Federación de Trabajadores de Seguridad de USO, si bien reconocen que la Unión Sindical Obrera tiene mayoría en Serramar en Melilla, recalcan que sus representantes locales “en modo alguno pueden arrogarse la representación de USO” en este territorio.

Asimismo les recuerdan que tienen que limitar sus declaraciones “a las de un representante de los trabajadores de la empresa, electo bajo las siglas de USO, máxime cuando dichas declaraciones no coinciden con el parecer, los acuerdos y las actuaciones realizadas por nuestros sindicato, por los múltiples incumplimientos legales y convencionales de esta empresa en el ámbito estatal”.

No contratar empresas incumplidoras

Desde la Ejecutiva estatal de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera critican que la Administración del Estado contrate a “empresas incumplidoras de la legislación, como es el caso de Serramar”.

También aseguran a El Faro que se reafirman en las declaraciones hechas por el secretario general de USO contra Serramar, que le han valido el anuncio de una querella judicial por parte de la mercantil.

Como publicó El Faro, Serramar ha tenido problemas para abonar a parte de sus 55 trabajadores de Melilla los sueldos de marzo. Según fuentes de la empresa, el retraso se ha debido a que la Administración del Estado les adeuda 400.000 euros. Asimismo, desde la empresa que en la ciudad acaba de renovar el contrato de vigilancia del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, han asegurado que no hay peligro de que la Administración les revoque la adjudicación de este servicio porque en cuanto liquiden las deudas que tienen con Hacienda intentarán ponerse al día en el pago de nóminas. Será antes de mañana, dicen.

Una deuda estatal de 400.000 €, detrás el impago de nóminas

Fuentes de la empresa Serramar han asegurado a este periódico que los retrasos registrados en el pago de las nóminas de marzo de más de la mitad de los 55 trabajadores que tienen en Melilla se debió a que la Administración central les adeuda 400.000 euros y a que la empresa va a priorizar los pagos a Hacienda, para seguir presentándose a concursos públicos. De hecho, la dirección del Serramar se ha comprometido con los representantes sindicales de Melilla a ponerse al día en el abono de las nóminas de los trabajadores antes de mañana (15 de mayo).

Desde la empresa han señalado a El Faro que entienden el enfado de los trabajadores por el retraso en el abono de las nóminas, pero les parece excesivo que se quejen a la prensa por una demora de veinte días.

Los representantes sindicales de USO en Serramar Melilla confirmaron a El Faro que la empresa está haciendo un esfuerzo por pagar poco a poco lo que adeuda a los trabajadores. Su apoyo a la mercantil no ha gustado enMadrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: