La Fiscalía investiga la situación de los vigilantes en Valle Tabares

La Fiscalía de Menores ordenó la toma de declaración al personal de la empresa Seguridad Integral Canaria en el centro de medidas judiciales el viernes 14 de diciembre. Miembros del Cuerpo Nacional de Policía y personal del Ministerio de Trabajo investigan las supuestas irregularidades existentes en las condiciones laborales y las retribuciones económicas del personal de seguridad del centro de menores con medidas judiciales de Valle Tabares, en La Laguna. Dicha actuación se realiza por orden de la Fiscalía de Menores de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, a raíz de una denuncia interpuesta hace algo más de un mes.

El viernes 14 de diciembre, un total de media docena de agentes destinados en el Grupo de Seguridad Privada llegaron a las instalaciones por sorpresa y tomaron declaración a todos los empleados de la concesionaria de la seguridad que estaban en el recinto, con el objetivo de determinar si existen o no irregularidades con respecto al contrato suscrito en su día por la compañía con el Gobierno de Canarias, así como con respecto al convenio colectivo de los vigilantes a nivel nacional.

Los empleados de Seguridad Integral Canaria también debieron hablar de su situación ante una inspectora de Trabajo.

La realización de dicha investigación se produce tan solo un mes después de que se interpusiera una denuncia ante la Fiscalía de Santa Cruz de Tenerife.

La medida se adoptó después de que los representantes de los vigilantes plantearan las supuestas irregularidades ante la propia empresa de seguridad y, sobre todo, ante la Dirección General del Menor del Gobierno de Canarias, como administración sobre la que recae la competencia en el citado recurso.

Una de las críticas realizadas por los portavoces de los trabajadores es que, en todo el país, los vigilantes deben trabajar unas 162 horas semanales, mientras que el personal vinculado a Seguridad Integral Canaria en Valle Tabares está de servicio una media de 184 horas cada semana.

Además, los sindicatos aseguran que no perciben dinero por las horas extras que desarrollan y les han detraído una parte del salario base.

Después de denunciar el caso en los medios de comunicación, hace algo más de un mes, los representantes de los trabajadores decidieron iniciar una serie de manifestaciones y concentraciones periódicas para denunciar su situación.

Una de las últimas protestas se desarrolló, precisamente, en la plaza Primero de Mayo, frente al Mercado Nuestra Señora de África en Santa Cruz de Tenerife, ante la sede de la Dirección General del Menor. Los trabajadores se quejan de que Seguridad Integral Canaria comenzó a prestar servicio en Valle Tabares en septiembre de 2011. Y a los pocos meses comenzaron los sindicatos a denunciar las supuestas irregularidades por parte de la concesionaria.

A pesar de las quejas verbales y por escrito ante el Gobierno de Canarias, la Dirección General del Menor renovó en septiembre pasado la adjudicación a la misma compañía. Hasta ahora, la empresa ha guardado silencio, o bien ha negado las supuestas irregularidades.

Fuente: www.eldia.es Pedro Fumero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: