Juicio de Philipp

En declaración efectuada por un interno del Centro de Menores, dice que días antes de la muerte de Philipp, un Vigilante de Seguridad en horario nocturno abrió la puerta del modulo para que otro interno le quitara la ropa, que días antes ese mismo vigilante pegó al chico en el pasillo del modulo 0.

El testigo declaró  también que tenía miedo a uno de los vigilantes.

Si te interesa, sigue leyendo.

En su momento este testigo identifico a ese  vigilante en una rueda de reconocimiento y declaro que esa persona le pegaba porrazos a Philip cuando estaba en la cama.

Declaró que dos menores agredían al chico delante de Paco y este no hizo nada.

A la pregunta del trato habitual de los vigilantes hacia los menores, contesto que dependía del  vigilante, unos hacen lo que quieren y otros nos ignoran.

El médico del centro de Menores Nivaria, declara que conocía al chico (Philipp) desde el centro de Hierbabuena. Aunque el chico decía que se lesionaba la doctora anotó en varios partes médicos que no coincidía lo que relataba el chico con las lesiones, que podían haber sido hechos por terceras personas.

No presenció nada raro en las actuaciones de los vigilantes. El chico nunca dijo que estaba siendo torturado por los vigilantes de seguridad. A una pregunta del fiscal contesta que no existen anotaciones en los partes de lesiones de otros internos.

 Un Vigilante de Seguridad que prestaba servicios en el Centro, declara que al poco tiempo de llegar al centro el chico tuvo peleas con otros internos. Sufrió amenazas, por eso pidió aislamiento. El día antes de morir, el chico sufrió una supuesta agresión por parte de otro interno, en los testículos, delante del vigilante que estaba solo y tuvo que separarlos. En algunas ocasiones en patio el vigilante estaba sólo.  Las actuaciones estaban en parte dictadas por los cuidadores. Los vigilantes podían tomar ciertas iniciativas en algunas ocasiones. También declara que normalmente al principio las órdenes eran de todo el mundo, luego los vigilantes eran quienes tomaban las decisiones en el momento. Nunca vio torturas por parte de los compañeros.

 Un miembro de la Guardia Civil, declara que realizó la inspección ocular (fotografías y demás). Al levantar al cadáver, encontraron debajo de un muslo un punzón afilado hecho para defensa con la parte de atrás de un cepillo de dientes.

 La Inspectora Jefa de Seguridad Privada, declara que de los vigilantes que prestaban servicios en el Centro de Menores de Nivaria, 7 estaban habilitados y 18 no habilitados (intrusismo profesional) Y esos no podían ejercer como Vigilantes. Se propuso por este hecho para sanción a la empresa.

 Un Vigilante de Seguridad declara que el libraba la noche de autos, se fue a cenar con varios compañeros del servicio, durante la cena Paco recibe una llamada para que regresaran al centro informándole que en el módulo 1 varios menores abandonaron sus habitaciones  y que el personal de Seguridad que había en el centro era poco por lo que los necesitaban de apoyo para hacerlos entrar. Además Paco se había llevado unas llaves que necesitaban. Los grilletes eran lo que se usaba como contención junto con la chaqueta de fuerza. Los chicos podían permanecer 15 o 20 minutos engrilletados, hasta que se relajaban. Pero en un parte de incidencia existente realizado por este testigo se dice que al chico en cuestión se le engrilleta desde las 10:50 hasta las 13:10. Las correas de lona siempre las vio en una caja pero nunca las vio usar. Jamás vio a sus compañeros torturar a internos. Los vigilantes estaban sometidos a los educadores.

 La Jefa de Servicio de ejecución de medidas en menores, declara que los diferentes centros tenían que canalizar hacia ella todas las actuaciones en dichos centros. La medida del refugio se le concedió al chico en el mismo día 5. Les llegó a la dirección general del menor el día 8 Pero ella se entera el día 15, después del fallecimiento del chico. Se entero que en algún Centro se hacían contenciones psiquiátricas durante una reunión donde llamaron por teléfono  a varios directores de centros por que la fiscalía estaba en Valle Tabares (27 de noviembre, después de la muerte). Ella tuvo conocimiento de que varios vigilantes de seguridad habían entrado fuera de su horario el día de autos al Centro de Menores, en una reunión con el Fiscal el 25 de febrero después de la muerte del chico.  En su mesa aparece un informe de Seguridad Integral Canaria justificando porque habían entrado esos vigilantes en el Centro de Menores Nivaria. De dicho informe la directora de Nivaria  no tenía conocimiento porque en los partes de allí no se decía nada de esto. Hubieron algunas informaciones que no constaban en el centro y si le llegaron a ella. La seguridad la contrata la Dirección General, y la Fundación Ideo gestiona el centro, eran dos organigramas diferentes conectados entre ellos. El responsable de la seguridad era de la empresa de seguridad.

 El  Psiquiatra infantil del hospital, declara que trató a Philipp desde los 8 años hasta los 16. No se pudo hacer una coordinación entre los centros y el psiquiatra. Los padres siempre estuvieron al lado del chico y cooperando. No se les podía pedir más a los padres. Rechaza conducta auto líticas (autolesiones). Todo eran llamadas de atención; un intento de suicidio no quiere decir que quiera matarse. Le comentó que los golpes que tenía eran por la dinámica del centro.

 Un Educador del Centro declara que esa noche  entraron Vigilantes que no estaban de servicio. Nieves (la cuidadora imputada) estaba de servicio, no hacia correctamente su trabajo y lo puso en conocimiento de la directora, desaparecía hasta 2 o 3 horas de su puesto de trabajo. Por su forma de trabajar (dejadez en sus funciones) en las noches que dicha cuidadora trabajó algunos vigilantes bajaban de sus módulos. Coincidió con ella en varias ocasiones en el mismo módulo. Se ratificó en su testimonio en esa época.

Vio como usaban las correas psiquiátricas, la orden era de la directora pero Paco era el que decidía cuando se usaban esas correas. (Hacia de Jefe de Seguridad).

Tenía mala imagen de uno de los vigilantes ya que Nieves le permitía que estuviera donde quisiera. Advirtió a Paco del comportamiento de dicho vigilante y no hizo nada. SI vio a los vigilantes de S.I.C. usar las correas psiquiátricas. Sabía que había vigilantes sin titulación.

 El Vigilante de seguridad (jefe de turno de día), declara que estando en un restaurante cercano con Paco y otros 2 Vigilantes reciben una llamada del Centro de Menores porque Paco se había llevado unas llaves del Centro y que fueran a devolverlas. Paco llevaba una copa en la mano a su llegada al centro porque dice que el dueño del restaurante se las regala. Entraron en el centro por la exclusa principal, y les piden ayuda para controlar en el modulo 1 y se después se fueron. Que ninguno se acercó en momento alguno a la celda del chico, pero sin embargo era paso obligatorio para acceder al módulo 1. Nunca vio torturas.

Para proceder a cualquier actuación dice que eran los cuidadores quienes decidían.

El fiscal recuerda que otro testigo declaro que la excusa de las llaves era irreal.

Aunque el paso por el modulo 0 era obligatorio para ir al módulo 1 no recuerda que Vigilante estaba en la zona de control del modulo 0.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: