El vigilante fue coaccionado en un descampado para perpetrar el robo

El vigilante fue coaccionado en un descampado para perpetrar el robo El vigilante de seguridad de la sede de la Aduana de Huelva, que se encuentra en prisión junto a otras cinco personas en relación al robo la pasada Nochevieja de una tonelada de hachís que estaba almacenado en las dependencias de la citada sede, fue “coaccionado y amenazado con fuerza física” en un descampado de Huelva por los cabecillas del robo, días antes de perpetrar el mismo e “incluso lo encerraron en el maletero de un todoterreno”. En rueda de prensa, el comisario jefe provincial de la Policía Nacional de Huelva, Antonio Placer Brun y el subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez Viguera, se han pronunciado este viernes, una vez levantado el secreto de sumario, sobre el esclarecimiento de este robo y, según ha señalado Placer, “está demostrado que los cabecillas amenazaron al vigilante e incluso con hacer daño a su familia” para contar con su ayuda e información con el fin de llevar a cabo su plan. En este sentido, ha detallado que “el momento clave” de la investigación se produjo tras la detención de este vigilante, el cual, tras más de 12 años en plantilla, desde un mes antes del robo logró hacerse con tres fardos de hachís, que arrojaron un peso de 100 kilos, que “iba vendiendo en un principio a pequeña escala”, pero, según ha explicado el comisario, para esta cantidad precisó de un ‘camello’ a más alto nivel, “subiendo cinco escalones” y recurriendo a traficantes de la provincia de Sevilla, los cuales quisieron comprobar de dónde venía esa droga. Así, una vez que contactaron con este vigilante “se ideó la idea del robo del depósito de drogas”, el cual en el momento del robo solo contaba con la vigilancia de cámaras y no de personal. Como anécdota, ha señalado que tras el robo, cuando los agentes de la Policía Local se encontraban realizando la inspección ocular, este vigilante se acercó a las instalaciones al ver tanto movimiento policial y argumentó a los policías que “pasaba por allí y se había quedado extrañado”. No obstante, asegura Placer que los agentes salieron del lugar con la seguridad de que el robo se había perpetrado “con ayuda de dentro”. Por el momento seis de los 16 detenidos –de las provincias de Sevilla y Cádiz– continúan en prisión, mientras que los demás han sido puestos en libertad con cargos, no obstante el cabecilla de la operación “aún no ha sido detenido pero está identificado”, por lo que espera que su detención sea inmediata. Placer ha indicado que tanto este como los demás cuentan con antecedentes policiales relacionados con el narcotráfico, así como que la operación, denominada ‘Campanada’, continúa abierta, y no descartan nuevas detenciones, aunque sobre el hachís no han podido hallar nada, pues “ya estará vendido y fumado”. Del mismo modo, ha señalado que, a juicio de la Policía, los presuntos culpables del robo preveían llevarse una mayor cantidad de hachís, pero “los vecinos abortaron su plan al dar la voz de alarma cuando vieron que unos encapuchados estaban en la puerta de la sede”. Por otro lado, ha destacado que se trata de una de las operaciones más importantes llevadas a cabo en la provincia y ha alabado el trabajo de los agentes de la Policía Nacional de Huelva y Sevilla y de la Guardia Civil y Policía Local por su colaboración. De hecho, cabe recordar que además de las detenciones se realizaron cinco registros en Huelva y se intervinieron tres vehículos de alta gama adquiridos en los días posteriores al robo; ese mismo día se realizaron otros cinco registros realizados en Sevilla, en la localidad sevillana de Carmona y en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y días más tarde la Udyco de Sevilla arrestó a otro miembro del grupo investigado. SEGURIDAD EN LA SEDE A su vez, el subdelegado del Gobierno en Huelva, que también ha alabado el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ha indicado que en estos momentos se está habilitando otro espacio en Huelva para depositar la droga incautada. En este sentido, ha subrayado que se está habilitando un lugar, que ahora está en obras, para almacenar la droga que se incaute de los distintos alijos que se intervienen en la provincia. El pasado 31 de diciembre, coincidiendo con las campanadas de fin de año, varios individuos encapuchados accedieron a las dependencias donde se almacenaba el estupefaciente y se apoderaron de la droga en menos de tres minutos. A bordo de dos vehículos todoterreno y un remolque sustraídos, y ataviados con ropas deportivas oscuras, pasamontañas, capuchas y guantes –lo que dificultó enormemente cualquier identificación–, accedieron al depósito de manera profesional y con la precisión horaria establecida que habían planificado, no obstante ha sido el ADN obtenido en las pruebas recogidas por la Policía, lo que ha permitido a los investigadores identificar a los detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: