Escrache de vigilantes de seguridad a un directivo de Prosetecnisa

Un directivo de la empresa Prosetecnisa tuvo que salir por la puerta de atrás del edificio de la casa sindical, custodiado por la policía, después de que lo intentara por el acceso principal y no se lo permitieran. Vigilantes de seguridad de la antigua Sequor, cuyos contratos consiguió Prosetecnisa, le cerraron el paso con pancartas y gritos y no le dejaron acceder a la calle.

 El responsable de la zona noroeste de la empresa de vigilancia salía de la Inspección de Trabajo. Lo habían citado junto a representantes de Sequor y delegados de personal de CIG y de UGT para que ofreciera explicaciones sobre las razones por las que no subrogó a los 17 trabajadores que se turnan en la acampañada de protesta que montaron ante el Santo Anxo.

 Mario Alonso, el delegado de Prosetecnisa, que sostiene que no tienen ninguna obligación de subrogar al personal, aseguró que había acudido a la Inspección a presentar una propuesta para solucionar el conflicto, que contemplaba eximir a la empresa de posible responsabilidad subsidiaria en los salarios adeudados por Sequor. Alonso, que dijo que no iba a presentar denuncia por lo ocurrido, calificó el escrache de “encerrona política de la CIG”, en la que dijo fue zarandeado y le arrojaron huevos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*