Cámaras de vigilancia como medida de seguridad en hogares y empresas

camaras-seguridad IILa seguridad es una de las principales preocupaciones de los ciudadanos debido al aumento de robos con fuerza en domicilios en el primer semestre del año, según datos del Ministerio del Interior. La instalación de cámaras de vigilancia es una de las medidas de seguridad más recurrentes, actuando como elemento disuasorio y también como prueba cuando los ladrones ya han delinquido.

Por ejemplo, en los seis primeros meses de este año los robos con fuerza en viviendas han ascendido un 4,6% en la Comunidad de Madrid, descendiendo ligeramente (-0,1%) los robos con violencia e intimidación. Estos datos, proporcionados por el Ministerio del Interior, son un reflejo de la tendencia al alza de este tipo de delincuencia.

Concretamente, en este periodo de tiempo se produjeron 16.342 robos en la región –incluyendo robos con fuerza, violencia e intimidación-, 333 más que en ese mismo ciclo de 2015, tal y como reflejan los datos registrados por Interior. Aunque de gravedad menor, también han ascendido los hurtos un 3,3%.

Estas circunstancias animan cada vez más a particulares, empresas y pequeños comercios a apostar por la seguridad activa instalando cámaras de seguridad. En parte este aumento se ve reflejado en el Registro de Ficheros de la Agencia Nacional de Protección de Datos. En la Comunidad de Madrid en el mes de julio se inscribieron 6.222 ficheros de titularidad privada, alcanzando la cifra de 647.124 en total.

Más robos en grandes núcleos urbanos

En la primera parte del año los robos con fuerza han aumentado en casi todas las grandes ciudades de la Comunidad de Madrid. También en la capital, donde se incrementó un 31,5% en el primer trimestre. Las afueras de las ciudades, que normalmente son barrios nuevos, son los preferidos por los ladrones. Al ser zonas tranquilas y muy bien comunicadas, permiten huidas rápidas y sin apenas dejar rastro.

La instalación de cámaras de seguridad es una alternativa segura y fiable para los propietarios de viviendas o negocios. La tecnología actual permite además visualizar las imágenes en directo desde el móvil en cualquier momento, pudiendo llamar personalmente a las autoridades.

¿Por qué aumentan los robos?

La crisis económica, la tecnología y la sobreexposición en Internet son algunas de las causas del ascenso del número de robos.

Las técnicas de asalto a viviendas o negocios son cada vez más sofisticadas, utilizando todo tipo de herramientas y tecnología de última generación para conseguir entrar a robar. Además los ladrones en muchas ocasiones pertenecen a bandas organizadas y muy especializadas, que estudian al detalle cada operación. Bumping, impresioning, imanes, micro cámaras… son algunas de las técnicas y recursos que los amigos de lo ajeno utilizan para hacerse con el botín.

Otro factor fundamental es la sobreexposición actual en Internet. Las redes sociales son un completo escaparate de fotos de vacaciones, salidas y planes. Una información muy valiosa que los ladrones utilizan como una invitación para saber cuándo deben robar en una vivienda o establecimiento.

¿Cualquier persona o empresa puede instalar un sistema de videovigilancia?

La instalación de cámaras de vigilancia suele conllevar dudas: ¿Cualquiera puede instalar cámaras de seguridad? ¿Cómo hay que hacerlo? Tras la entrada en vigor de la Ley 25/2009 del 22 de diciembre, -más conocida como Ley Ómnibus por la modificación conjunta de varias leyes, la Ley de Seguridad Privada se modifica y aclara estas dudas.

En resumen, particulares y empresas pueden instalar sistemas de videovigilancia sin solicitar autorización previa, siempre y cuando no estén conectados a un centro de control. Por lo tanto, cualquiera puede comprar e instalar su propio sistema de seguridad sin necesidad de recurrir a una empresa de seguridad privada. Esta nueva normativa ha liberalizado el sector, abaratando notablemente los costes. Como ejemplo, actualmente se puede instalar un completo sistema de vigilancia –con cámaras, videograbador, app de control desde el Smartphone, ratón, disco duro y cartel homologado- por menos de 200 euros.

Eso sí, en la zona videovigilada hay que informar a los interesados mediante un cartel homologado, con el fin de que puedan ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición de los datos contenidos en los ficheros de grabación.

Fuente: 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: