Detenidos dos guardias civiles en una redada antidroga en Pontevedra

guardia civilSiete detenidos, entre ellos dos guardias civiles,  adscritos al puesto del municipio de Mos (Pontevedra), es el balance provisional de una redada contra el tráfico de estupefacientes desarrollada ayer por el Cuerpo Nacional de Policía y coordinada por la Fiscalía Antidroga. La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo, Marisol López, ha decretado prisión provisional uno de los guardias civiles, mientras que el otro agente arrestado ha quedado en libertad.

Se trataba en un principio de una de tantas operaciones contra redes de distribución de cocaína en la provincia si no fuera porque en un momento de la investigación judicial, con intervenciones telefónicas, las pesquisas condujeron a los dos agentes, lo que ha dado una mayor repercusión al operativo.

Ambos guardias, que se encontraban de servicio, fueron interceptados a mediodía, dentro de un coche patrulla que estaba aparcado en la estación de servicio Os Valos, en municipio de Mos, mientras realizaban labores de control. Se sospecha que los agentes podrían haber dado cobertura al grupo de vendedores detenidos haciendo labores de contravigilancia, ya que uno de los traficantes que estaba siguiendo la policía se puso en contacto con ellos después de iniciarse la redada.

Del operativo policial apenas han trascendido detalles al encontrarse secretas las diligencias judiciales. Los agentes fueron conducidos a la comisaría de Vigo donde se sometieron un largo interrogatorio por el equipo policial de Udyco (Unidad de Drogas y Crimen Organizado) que realizó el operativo, al igual que el resto de los detenidos, y esta previsto que hoy pasen a disposición judicial.

Fuentes del instituto armado de la Comandancia de Pontevedra indicaron que ambos agentes — uno de 30 años el y otro de más de 40— carecían de incidencias disciplinarias en sus respectivos expedientes y que nunca habían sido investigados por ningún asunto relacionado con el narcotráfico en los años que llevan de servicio. En la operación, la policía se incautó de varias dosis de cocaína dispuesta para la venta y realizó registros en los domicilios de los detenidos en los que intervino teléfonos móviles y diverso material que se emplea para manipular y cortar droga, así como vehículos que la red utilizaba para sus desplazamientos. La redada tenía como objetivo desmantelar uno de los grupos de vendedores que operaban principalmente en el área de Vigo y que movían cocaína a pequeña escala a las redes de proveedores.

Fuentes próximas a la familia de E.P, uno de los guardias detenidos y con mayor antigüedad en el cuerpo, indicaron que “tiene que tratarse de un error o una venganza para desprestigiar a los agentes que estaban haciendo un servicio desde primeras horas de la mañana”. Además de compañeros, los agentes eran amigos y normalmente patrullaban juntos. “Es posible que estuvieran controlando a los traficantes y se hayan visto envueltos en la operación”, añadieron.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

A %d blogueros les gusta esto: